Filtro, luego existo.

Quizá sea cierto que filtro demasiado antes de tener un encuentro con alguien. Que si un precio que se destaca del resto, que si mándame un email primero, que si ahora llámame… puede parecer que soy caprichosa y puede que lo sea, pero para estar conmigo no todo vale.

 Cualquiera puede tener trescientos euros para darse una tarde de placer, pero no cualquiera puede estar conmigo.

 El primer filtro que pongo es que se me escriba un correo:

– Fulanito ha visto tu anuncio y quiere contactar contigo. Y leo: “Ola komo stas?”. No sigo leyendo.

– “Tengo 32 años, buen cuerpo…” No entra dentro del perfil que estoy buscando. Mayores de 40, a ser posible casado y que no vaya de subidito.

– “Cuéntame tus servicios, tus tarifas, tiempo y mándame fotos”. Servicios? Tarifas? Tiempo? Está claro que este tampoco es el perfil que estoy buscando. Demasiado “profesional”. No perdamos el tiempo.

– ” Hola, tengo no sé cuántos años y no busco sexo, sólo una amistad sincera” Jajajajaja, venga yaaaa!!!! Borrar.

-” Tomemos un café y si hay feeling decidimos”. Madre mía, estos tendrían que tener claro el tipo de anuncio que tienen delante y las leyes no escritas que lo contemplan. No tengo ningún problema en tomarme un café contigo, pero, en una habitación de hotel, por supuesto.

 No soy fría, no soy tan distante, pero en un primer encuentro hay que respetar una discreción y un marco de cita íntima y privada. 

 De momento, sigo esperando al hombre que cumpla el perfil que solicito. ¿Dónde estás?Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s