No soy solo una escort

No soy impresionable, ni con coches lujosos, ni con músculos de gym extremo, ni con tipos capaces de enseñarle nuevos países al mismísimo Willy Fog.

Yo no soy una princesita, no soy más delicada que una figura de Lladró, ni sonrío más que hablo, ni me callo una duda por discreción, ni marco distancia por no saber seguir una conversación. Y sí… en ocasiones, me toco 😉

No soy alguien que te mirará desde abajo con profunda admiración, no te diré que sí si pienso que es no, ni me envolveré de misterios para dar una imagen de femme fatale. No me aguantaré la risa por mantener una pose.

No te ocultaré mi verdadero yo, mi normalidad, tampoco te ocultaré mi lado más especial.

No habrá manera de convencerme de lo contrario (sea lo que sea), si algo no me gusta, lo sabrás y si me haces sentir cuidada, me tendrás siempre.

Soy complicada, como la mayoría de las mujeres. Y hace tiempo que me dejó de interesar tener mal genio, es una pesadez. Me encanta reír, la vida sana y el cóctel hormonal que me sube cuando estoy con alguien que me gusta.

Y me gusta la gente con sentido del humor, que suele ir unido a la inteligencia. La galantería. La coherencia y madurez, para caprichosa ya estoy yo.

Más o menos esta es mi caótica perfección, como me gusta llamarla y no todo el mundo encaja con ella. Pero cuando encaja… Ay! cuando encaja!!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s