Ese maldito e-mail de más

Cuando un nuevo amante contacta conmigo suele ser a través de email, o si tenemos suerte con los horarios, a través de una llamada. Pero lo cierto es que los correos son lo más seguro.

Imagino que  ÉL estará más desorientado que dolido. No entenderá por qué finalmente nuestra cita no llegó a producirse y ese día me quedé haciéndome las uñas en lugar de salir a cenar con ÉL.

Analicemos la situación para ver si podemos encontrar dónde estuvo el fallo.

¿Fue quizá en esa primera llamada en la que se presentó y me propuso el plan? No, podía haber sido porque aunque sus formas me parecieron más de ligón de playa italiano que las de los hombres encantadores a los que acostumbro, decidí jugar con la intriga.

¿Fue cuando después mandó un e-mail diciendo no sé qué mierda sobre estar caliente? Tampoco fue ahí, podía haber sido porque un hombre educado nunca te hablaría en esos términos sin conocerte, sin tener ningún tipo de confianza. Ninguno de mis amantes lo haría. Aún así, me regañé por ser tan exigente. Respondí cordialmente y mandé callar a mi vocecilla interior que ya le estaba poniendo a caldo.

Nos veríamos al día siguiente, ese era el plan.

¿Fue después del último correo? Pues sí, fue ahí y cito textualmente “Martita, calamar, Nos vemos blablabla…” ¿Peeeeeerdona?, ¿Martita calamar?. En ese momento mi vida pasó como una película a cámara lenta ante mis ojos, me imaginé cenando con ese tipo que ya había logrado caerme peor que mi ex. Me imaginé incómoda aguantando paletadas (y me váis a perdonar pero las únicas paletadas que aguanto por dinero son las de mi jefe). Aquí hemos venido a disfrutar y punto.

Puse ojitos a mi caja de manicura,  cancelé mi cita para pintarme las uñas de rojo y al más puro estilo de Scarlatta O’hara a Dios puse por testigo de que nunca volvería a comer calamares.

calamar

 

3 Replies to “Ese maldito e-mail de más”

  1. Yo pienso que dejas muy clarito que ofreces, y está claro que no es lo que esa persona buscaba. ¿Entonces por qué se molesta?
    Personalmente pienso que te libraste de que te dieran un planton

  2. eres un verdadero encanto de mujer!! cuando leo lo que escribes, siento esa especie de electricidad que me enseña algo mas sobre mi mismo, por una parte me acusa y por otra me consuela! una cosa es cierta, tienes toda la razon en quedarte a veces pintando tus uñas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s