Reflexiones de escort

No es por presumir pero tengo trabajo 😛 , nah, en serio, este fin de semana he tenido que acercarme a un evento de esos de *guiño *guiño *codazo *sonrisita nerviosa *mirada perdida, de esos en los que el lujo les sale por las orejas a todos los asistentes.

Y ahí estaba yo, buscando un puesto que tuviera buena conexión para poder mandar mi trabajo antes que el resto de profesionales, pero desde la responsabilidad, como diría Letizia.

En estos eventos siempre nos dividimos en dos equipos: los invitados, que dejan de interesarnos al segundo equipo casi antes de comenzar el evento y los que vamos a trabajar, los cuales dejamos de interesar al primer equipo antes de haber nacido.

En ocasiones coincides con otros profesionales a los que sueles ver en pasadas convocatorias, otras veces, te encuentras con intentos de novios a los que no ves desde hace dos años, como fue el caso.

No me preguntes por qué en aquella ocasión no pasó de intento de novio, porque no sabría explicarlo. Simplemente, un día, desapareció y una que es muy respetuosa, nunca preguntó.

No pude evitar alegrarme al verle, ni mirarle con amor, ni darle un abrazo eterno. No estaba enfadada, nunca lo estuve.

Evité el tema pero insistió en dejar caer alguna frase del tipo “cuando nos conocimos no estaba muy centrado pero las cosas han cambiado bastante”… Yo le escuchaba y me perdía en sus ojazos y su sonrisa.

Fui cordial y decidí no pensar más en ello. Me despedí sin más.

Hoy han llegado los mensajes, quiere que nos veamos, que cenemos… lo que viene siendo un jugar el segundo tiempo de toda la vida.

Y aquí estoy, desahogándome con vosotros porque sigo en mis trece de no tener vida emocional personal mientras siga teniendo amantes de pago, mientras siga siendo escort. Con mis principios por bandera, sí, pero perdiéndome vivir lo que podría pasar en otro terreno.

Nadie dijo que tomar decisiones fuera fácil. En fin.

420976_303551959708670_194741513923049_826487_1869159204_n_large

 

6 Replies to “Reflexiones de escort”

  1. Marta, perfectamente comprensible, pienso que alguna vez habras reflexionado sobre que esto de tener ” amantes de pago ” no puede ser para siempre, quizas ha llegado el momento que pienses en dejar de nuevo entrar en tu vida el AMOR. no se, es solo una opinion personal, dialoga con tu corazon!

  2. Segundas partes nunca fueron buenas (salvo honrosas excepciones, que las hay, por supuesto).El ya tuvo su oportunidad y tu ahora estás en otra onda, ni mejor ni peor, la onda “girl friend experience”.
    Como le dijiste al vendedor de la joyería (como me gustó aquel post): “Te gusta lo que ves…. pues por 300 € pueden ser tuyas “. Pues si quiere ya sabe, que pase por caja (bueno, tal vez le harías un importante descuento por ex….)
    Por cierto, soplan noticias frescas de tu pronta aparición por la Ciudad Condal….
    Ummmmmmmmmmm

  3. Hola Marta! Tenía que decirte que me encanta tu blog! Por tu sinceridad, por tu narrativa, por la ironía que escondes en cada segunda frase y en resumen cómo dignificas tu trabajo de escort! Mi post favorito es sin duda el de cómo reconocer a los chicos en dependencia de lo que pidan beber, porque no soy ninguna experta en el sexo masculino, pero cada vez que voy a una cita y compruebo lo cierto que es, me echo unas buenas risas. un beso y muchas gracias por este trabajazo. Keep on writing!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s