2014, 2015 y viceversa

Pues ya estamos en 2015 y yo con estos pelos, ¿eh?

Haciendo repaso del año anterior, que son esas cosas que solemos hacer las chicas con un cuaderno en una mano y un bolígrafo de color rosa en la otra (bueno, no sé si lo hacen todas, al menos las que yo conozco lo hacen) he apuntado un repaso de cada mes, de Enero a Diciembre y después los tres grandes aprendizajes del año. Quizá los chicos no entendáis, una vez más, que invirtamos tiempo en este tipo de acciones, lo sé, yo si fuera chico tampoco lo entendería, de hecho, como mujer tampoco lo entiendo muy bien 🙂

En definitiva, mes a mes ha tomado gran relevancia este blog y las personas que he conocido a través de él. Me siento realmente afortunada por haber vivido y compartido momentos tan irrepetibles y únicos con alguno de los que estáis leyendo ésto. En ocasiones he narrado esos momentos en este blog y en otras, no he sido capaz de encontrar las palabras o me ha producido demasiado respeto hacerlo. Siento que esta ha sido una vía, quizá poco convencional, para llegar al corazón, a la vida de PERSONAS que me han cautivado por diferentes razones. Insisto en que soy muy afortunada por esto.

A nivel sexual, para qué contaros. Cuando empecé con el blog y con las citas, acababa de salir de una relación  bastante larga y monógama, creí que disfrutar del sexo era lo que había tenido hasta ese momento (qué ingénua). Gracias a las personas que habéis estado a mi lado en este camino he sabido lo que es estremecerme de verdad con una caricia, disfrutar de mi cuerpo y del de mi pareja, he aprendido y me he convertido en la mujer que nunca me había atrevido a ser y que me encanta. No puedo parar de dar las gracias por esto.

Sigo sin poderle dedicar demasiado tiempo a estas citas, la verdad es que cada vez menos porque mi trabajo “A” me tiene bastante absorbida. Supongo que eso también hace que pueda mantener la frescura de la novedad, aunque ya haya pasado un año desde que comenzara esta aventura. Y eso es bueno. También sigo seleccionando cada encuentro, no todo vale y eso también es bueno.

Sólo me queda desearte un estupendísimo 2015, que, aunque te hayas comido las uvas sintonizando Canal Sur, seguro que tendrás. Quédate en mi año y prometo quedarme en el tuyo.

uvas

 

One Reply to “2014, 2015 y viceversa”

  1. Espero que los Reyes Magos (Melchor, Gaspar, Baltasar y el pequeño Nicolás) hayan sido benévolos contigo. Te deseo mucha suerte en el trabajo “A” y muchos polvos en el “B”. Eres una enigmática y misteriosa mujer madrileña.
    Un besazo desde la Ciudad Condal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s