Separarse con amor

Últimamente las personas que conozco se acaban de separar o están a punto de hacerlo. No sé si es casualidad o es el estado habitual de todos nosotros de un tiempo a esta parte. Ya, prácticamente no hay nada seguro, se cambia de trabajo, de casa, de pareja… nos toca empezar de cero veinte veces y como no suelen quedar más narices que hacerlo, lo conseguimos, como siempre.

No obstante, también observo, que en  algunas parejas que se separan sigue existiendo amor. Ojo! no el amor ese del XVIII, que ese es malote. (Creo que la palabra AMOR la utilizamos para cosas tremendamente diferentes, a día de hoy la R.A.E debería abrir la mano con ésto e incluir algunas nuevas palabras para segmentar conceptos).

Se separan cuando aún hay amor, no nos olvidemos.

Cuando esto sucede, uno se queda muy dolido, bloqueado y el otro, el agobiado, comienza a actuar como pollo sin cabeza durante un tiempo. Ambos comienzan un proceso de duelo, de evolución personal y a los pocos meses, los dos han cambiado, se han actualizado, han incluido mejoras y corregido errores al más puro estilo 3.0

Y es entonces cuando se sucede el milagro, porque nuestro cerebro tiene estas cosas y  cuando hay amor, sólo recordamos los buenos momentos. Y porque en esos meses, a pesar de nuestras expectativas, no hemos encontrado nada mejor de lo que teníamos. Es entonces, cuando el agobiado se plantea volver con el dolido (ya ex-dolido). Y como este último, no sintió que se cerrara el capítulo a su favor, no suele parecerle mala idea un nuevo intento. Y así, se juega el segundo tiempo.

Nunca se sabe cómo quedará el partido, pero ese tipo de descansos son tan necesarios como peligrosos. ¿Cuántas veces se nos ha ido de las manos el proceso de “olvido” y  al volver, ya no quedaba prácticamente nada del amor con el que nos marchamos?. Ya, es muy inquietante.

El caso es que tengo un amante, de esos con los que conecto, quiero y me gusta cuidar. Se merece lo mejor (bueno, esto es una tontería, todos nos los merecemos). Él está viviendo su proceso como “agobiado”. Soy su escort de cabecera y así, no es difícil implicarse, con lo cual lo estoy siguiendo muy intensamente.

Volverá con su mujer, estoy convencida, pero en su caso, sí, necesita ese parón en la relación y correr el riesgo.

dralive-cena-romantica-perfecta-chica-chico-hombre-mujer

 

3 Replies to “Separarse con amor”

  1. el amor de verdad y para siempre sí que existe. Conozco a gente que cambia y gente de 80 que sigue queriéndose tras compartir una vida entera. Sí, sí, existe y si lo encuentras me entenderás…

  2. Cada vez tengo más claro que esta pagina web es de una bloggera que cuenta historias de amor y ejerce esporádicamente de escort.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s