¿50 son multitud?

Hace tiempo hice una petición, quería cumplir una fantasía y os lo conté aquí  Como no podía ser de otra manera, porque mis amantes me cuidan y les gusta darme caprichos (unos caballeros de los pies a la cabeza), ÉL me escribió para proponerme ir a un local liberal y así, conocerlo a su lado.

 Me encantó la idea, me excitaba, me imaginaba en mil situaciones diferentes en aquellas instalaciones que había escudriñado varias veces a través de la web del sitio. Además, iba con ÉL, me gustaba que fuera ÉL. Ya nos conocíamos de otras ocasiones, siempre ha existido mucho feeling y conectamos fenomenal en la cama. Me sentía protegida yendo con ÉL, sabía que me cuidaría.

 Creo que era la primera vez en mi vida en la que me sentaba en una barra (¿de bar?) para pedir una copa de vino llevando una toalla y nada debajo. Pero así estábamos todos, así funciona esto. Una pareja al fondo charlando y riendo, varios hombres que clavaban su mirada en mí, que se ponían cerca de nosotros para dejarse ver, con la intención de ser los elegidos para participar en nuestro próximo polvo.

 Ellos no decían nada, simplemente estaban cerca y me miraban. No sé si  se sentirían como depredadores, pero yo me sentí como un cervatillo rodeada de leones, leones educados, pero leones. ÉL se lo tomaba con humor y parecía no importarle, me transmitió su seguridad y cada vez me fui sintiendo más cómoda en aquel sitio, en el que los instintos primarios parecían hablar fuerte.

 Fuímos a dar un paseo, buscando un poco de intimidad. Nos seguíamos cruzando con gente interesada en nosotros, esperando una mínima señal de invitación a acompañarnos. Agarré la mano de ÉL, supongo que comprendió sin necesidad de decirlo que no quería compartirle ni que me compartiera, que quería que estuviéramos a solas y así fue. Estuvimos en una de las habitaciones de amplias camas, con luz tenue y puerta cerrada con pestillo. De vez en cuando escuchábamos los intentos de gente por entrar, pero nos daba igual, incluso nos excitaba, ese era nuestro momento y no lo íbamos a compartir.

 Excitante fue y una experiencia que recordaré siempre, también. Me encantó vivirlo con ÉL. Creo que el mundo liberal no está hecho para mí, aunque aún es pronto y deberé inmiscuirme en más ocasiones para formarme una opinión real. De momento soy egoísta con la atención que doy y solicito a un amante.

Gracias a TI por hacerme reflexionar sobre esto.

swinger

Si quieres vivir una Girlfriend Experience en Madrid,  contacta conmigo: citaconmarta@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s