El gigante de las relaciones

El universo de las relaciones me parece tan apasionante, absurdo y sorprendente, que pocas cosas pueden despertarme más curiosidad en la vida. Imagino que no es algo nuevo, que forma parte de mi generación, que los modelos a seguir que tuvimos en la infancia han pasado de moda y ya ni son modelos, ni se los puede seguir. Toca improvisar, toca crear tu propio sistema para que las cosas funcionen y la prueba-error se convierte en una forma de vida.

Situación: Chico Maravilla.

Exitoso, divertido, raro y tremendamente encantador. (¡Qué más se puede pedir!)

 Nos encantamos. Cada vez que tenemos una cita se convierte en un acontecimiento fuera de lo común. Noches mágicas, únicas, de las que aparecerían en cualquier biografía si alguien las viviera.

 Existe mucho cariño entre nosotros, admiración y magia. Aparecemos y desaparecemos de nuestras vidas, pero siempre estamos ahí.

Situación dos: Chico Batman.

Tremendamente sexy, tremendamente masculino, protector, nocturno y divertido.

 Es alguien que despierta en mí instintos de lo más salvajes, con quien me río, disfruto y del que presumo.

 Nos volvemos locos. Nuestras citas son poco elaboradas pero el resultado siempre es excepcional.

Situación personal:

Alterno mis quedadas entre ambos y así permanezco lo suficientemente desenfocada, (estado bastante cómodo). Ninguno de los dos chicos quiere tener pareja, yo tampoco y sin embargo, seguimos quedando y haciendo que nuestras relaciones continúen creciendo. ¿Una relación puede crecer sin que el final sea “y comieron perdices”?, ¿se pueden desarrollar otro tipo de relaciones diferentes a las de pareja sin que nadie resulte herido?, ¿se puede querer a las personas desde la libertad, sin que exista exclusividad?.

Situación como escort:

Me aman y amo, vivimos momentos increíbles, os juro que la mayoría son inolvidables (sobre todo cuando incluímos una vivencia fuera de cuatro paredes, ya sea un viaje o una cena en un sitio nuevo…) Este tipo de relaciones también crecen en cada cita, cierto es que hay un tope que uno, otro o ambos ponemos. La maravilla es que en este tipo de relaciones las respuestas están mucho más claras, que no hay heridos, que se puede querer a las personas sin que exista exclusividad y que se pueden comer perdices todos los días (aunque prefiero el Mero).

 Lo que decía: las relaciones son fascinantes.

marta escort madrid

Si quieres vivir una Girlfriend Experience en Madrid, escríbeme a: citaconmarta@gmail.com

 

2 Replies to “El gigante de las relaciones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s