Tres

 

Tengo mucha suerte. Ya lo he comentado en otras ocasiones pero es así. Siempre me rodeo de hombres que quieren complacerme, supongo que es lo que les inspiro porque yo también hago lo posible por complacerlos y con mis amantes de pago, no iba a ser diferente.

Hace tiempo sugerí una fantasía, me apetecía estar con otra mujer y por supuesto, uno de mis amantes (gran Maestro de Ceremonias él) recogió el guante.

Entendedme, he jugado con otras mujeres, incluso con alguna  compañera del sector en algún momento puntual y por una cita expecífica. Pero nunca lo había vivido EN SERIO y con una desconocida. Sabes de lo que hablo…

Llevábamos tiempo planificándolo. Primero me envió la opción que había elegido para corroborar si estábamos en el mismo código. Española, pelirroja, escort de agencia y muy sensual. Me preguntó si me gustaba y ¡sinceramente me encantaba!.

Hace unos días fue EL DÍA y nos encontramos los tres. Él y yo estábamos emocionados, yo también algo nerviosa, lo reconozco. Sabía que saldría bien porque las cosas siempre salen bien, pero aún así, las mariposas en el estómago por lo desconocido y por la desconocida no me dejaron concentrarme en mi trabajo las horas previas al encuentro.

Llegó a la hora prevista (punto para ella) con sus pantaloncitos cortos, con su blusita y con sus ganas de una ducha inmediata. Se deshizo en halagos hacia mí (todo correcto). Nunca supo si compartíamos categoría profesional o si él y yo realmente éramos amantes. Daba igual, pero seguro que le picó la curiosidad, aunque no se atrevió a preguntar.

Tanto el M.C. como la pelirroja hicieron mis delicias y traté de aguantar llegar al final el mayor tiempo posible, estaba encantada con los estímulos visuales, táctiles  y gustativos, todo era tan nuevo para mí… Besar a una mujer es diferente a besar a un hombre. Las caricias de una mujer también lo son, excitantes y delicadas.

Pasaron muchas cosas aquella tarde  que serán un recuerdo recurrente durante los próximos días. Me da rabia no poderlo compartir con nadie, porque son cosas que dan para una conversación con risas y caras de sorpresa. No, claro, mi vida sigue igual y aquí no ha pasado nada. Lo bueno es que mi vida también mola muchísimo, así que podré resistir la tentación, además, al menos lo puedo compartir contigo 😉

 Si quieres vivir una auténtica Girlfriend Experience en Madrid escríbeme a: citaconmarta@gmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s